Blog

Blog

Menor incidencia de depresión en edades avanzadas y ácidos grasos Omega-3 de aceite de pescado

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Un estudio realizado en Francia sugiere que los ácidos grasos Omega-3 procedentes del aceite de pescado, en particular el EPA, pueden aliviar los síntomas depresivos en sujetos de edad avanzada tratados con antidepresivos.

El papel de los ácidos grasos omega-3 en la prevención de enfermedades del corazón está bien establecida, por lo que estas sustancias se utilizan en los protocolos, y - como los medicamentos - se pueden prescribir para los pacientes que sufren ciertas enfermedades.

Un estudio llevado a cabo en Francia (*) examinó el nivel de diversos lípidos en la sangre en la sangre de 1.390 sujetos ancianos con problemas depresivos, tratando de encontrar una correlación con la severidad de los trastornos. El análisis estadístico de los datos mostró una correlación inversa entre el nivel de ácidos grasos Omega-3 y la intensidad de los síntomas, en particular en los pacientes tratados con fármacos antidepresivos. En otras palabras, los que tenían un nivel más alto de ácidos grasos Omega-3 en sangre estaban menos deprimidos que los que presentan un nivel más bajo.

Estos resultados están en línea con numerosos estudios epidemiológicos en los que se encontró una correlación entre la depresión y los niveles sanguíneos de Omega-3.

La novedad de este estudio es la relación particularmente significativa entre la severidad de la depresión, el nivel de ácidos grasos Omega-3 y el uso de medicamentos antidepresivos en la vejez.

En el mundo de la investigación es muy frecuente que investigadores de diferentes laboratorios lleguen a las mismas conclusiones sobre un tema determinado al mismo tiempo.
Otros investigadores, de hecho, han demostrado que los ácidos grasos Omega-3 tienen un efecto similar a la fluoxetina (ingrediente activo del Prozac) para el tratamiento de la depresión, y que una combinación de ambos tratamientos aumenta el efecto.
Los dos ensayos en conjunto sugieren que un buen nivel de ácidos grasos Omega-3 EPA es un factor importante para el tratamiento farmacológico de la depresión: de hecho, la combinación de las dos sustancias crea una mejora significativa, mientras que el uso de los medicamentos no es tan eficaz cuando los niveles de ácidos grasos Omega-3 son especialmente bajos.

Fuente:
*Féart et al. Plasma eicosapentaenoic acid is inversely associated with severity of depressive symptomatology in the elderly: data from the Bordeaux sample of the Three-City Study. Am J Clin Nutr. 2008 May;87(5):1156-62.

bottom-logo4.png

Search