Blog

Blog

La vista y los ácidos grasos Omega 3

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El ácido graso omega-3 ácido docosahexaenoico (DHA) es un componente importante de las membranas celulares de la retina

Omega-3 y la vista: el papel del DHA en el desarrollo normal de la función de la vista. El ácido graso omega-3 ácido docosahexaenoico (DHA) es un componente importante de las membranas celulares de la retina. Esta es la membrana que reviste el interior del globo ocular a través del cual se envían impulsos de luz percibida por el ojo hasta el cerebro.Por sí misma, la retina es particularmente rica en ácidos grasos de cadena larga. Entre éstos, el DHA puede constituir hasta el 50% de las grasas presentes en este tejido. Por esta razón, se ha especulado que puede estar implicado en las funciones visuales. Omega-3, beneficios que duran toda una vida De hecho, el análisis de los resultados de 12 estudios diferentes, llevados a cabo por investigadores de la Harvard School of Public Health di Boston(Estados Unidos) y publicado en la revista Early Human Development, ha demostrado que con una edad de dos meses, los lactantes alimentados leche con adición de Omega-3, tienen mejores habilidades visuales que el resto de niños.Pero el tejido visivo no sólo necesita Omega-3 en los primeros años de la vida. Incluso con la edad, la retina sigue necesitando una cantidad adecuada de estos ácidos grasos.De hecho, una dieta que asegura los niveles correctos de Omega-3 reduce el riesgo de degeneración macular, una enfermedad que, hasta la fecha, es la causa más frecuente de ceguera en el mundo.Incluso aquellos que sufren de retinosis pigmentaria - una enfermedad hereditaria de la retina que causa una pérdida progresiva de la visión nocturna y visión periférica - también pueden beneficiarse al tomar DHA.Para demostrarlo, se llevó a cabo un estudio en la Escuela de Medicina de Harvard en Boston (EE.UU.), en el que se realizó un seguimiento durante 4 años, sobre el estado de salud de varios pacientes con edades comprendidas entre los 18 y los 55 años, todos ellos afectos por esta enfermedad.De acuerdo a esta investigación, si un tratamiento clásico a base de vitamina A se integra con 1,2 gramos por día de DHA, la progresión de la retinosis pigmentaria se ralentiza durante unos dos años.No sólo eso, los pacientes que son tratados con vitamina A por un mínimo de dos años, pueden retardar el deterioro de la sensibilidad del campo visual mediante la adición de tan sólo 0.02 gramos por día de ácidos grasos Omega-3. Nuevas hipótesis y nuevos hallazgos A pesar de la gran cantidad de datos ya recopilados, los estudios sobre los beneficios de los Omega-3 para una visión saludable aún no se han interrumpido.En particular, los resultados obtenidos en el curso del Age-Related Eye Disease Study (AREDS) - un estudio patrocinado por el National Eye Institute en los EE.UU. - han demostrado que altas dosis de antioxidantes - vitamina C, vitamina E, beta-caroteno y zinc - ralentizan la progresión de estados degenerativos de una zona específica de la retina, la mácula lútea.La presencia en la literatura científica de otros estudios que sugieren que esta misma acción podría ser también atribuida a los Omega-3, estimuló el National Eye Institute para lanzar un segundo estudio, el AREDS2, con el objetivo de evaluar la eficacia de los Omega- 3 en el retraso de la progresión de la degeneración macular.

bottom-logo4.png

Search